Cine: 17 Girls

 

Una obsesión peligrosa

See video

RENÉ JORDÁN | CRÍTICO DE CINE

Camille (Louise Grinberg) queda encinta y, en calidad de líder, persuade a sus acólitas de quedar también embarazadas y organizarse para criar a los futuros bebés entre todas y sin intervención de adultos.

La obsesión entre las jovencitas crece hasta el punto de que el embarazo es la condición de no perder prestigio entre su generación. En el colegio se horrorizan cuando aumenta cada día el número de alumnas encinta y les muestran películas de dolorosos partos para asustarlas cuando pasan de una docena. Hasta la pionera Camille se perturba el día en que le muestran sonograma del feto que pronto dará a luz.

El filme se basa en hechos reales sucedidos en Gloucester, Massachusetts, en 2008. Dos cineastas francesas, las hermanas Delphine y Muriel Coulin, transpusieron el caso al sitio en que viven: la empobrecida comunidad portuaria de Lorient, en la costa de Bretaña , enclave cinematográfico de 17 Girls.

Louise Grinberg le da estoica belleza a Camille, que perdió la criatura en malparto de placenta previa y desapareció de la localidad. En el amplio reparto, la más impresionante es Yara Pilartz como Clementina, tan adicta al culto que le ofrece 50 euros a un vecino gordinflón para que la deje preñada.

Luego amenaza con denunciar a sus padres que la obligan a abortar y finalmente huye de su casa para refugiarse en una choza de la playa donde las amigas la ayudan a pasar un temporal. Según la narración al final: “A los 17 años, estalla la energía y nada puede detenerla”... Pobre justificación para estas adolescentes inmaduras en rebelión contra el medio ambiente, destruidas antes de empezar a vivir por ciega osadía alimentada de inexperiencia.

Speak Up!