Cine: 'Neighbors'

 

Pura y risueña tontería.

Neighbors

Por Pilar Ayuso

Tal vez lo más gracioso de este filme es la carita de la bebé que desde su caminadora mira riendo hacia el frente, donde sus progenitores parecen juguetear, gritar y armar mucho alboroto sobre una silla. En realidad intentan entregarse a una espontaneidad sexual difícil de lograr ahora que son padres y, en primera fila, unos encantadores ojitos los observan. La película de Nicholas Stoller ( Forgetting Sarah Marshall) se enmarca en un subgénero de comedia escandalosa, tipo This Is the End, con algunos de sus mismos productores. La historia, escrita por Andrew J. Cohen y Brendan O’Brien, cuenta una guerra impar entre vecinos, los juiciosos recién estrenados padres y, a pocos metros de ellos, los más jóvenes y disparatados.

El multifacético Seth Rogen, comediante que también funge de productor y que fue codirector, coescritor y actor de This Is the End, es aquí el padre de familia, y la madre es Rose Byrne ( The Place Beyond the Pines), una actriz que sorprende con una notable veta para la comedia. Junto a ellos está Zac Efron ( That Awkward Moment), el musculoso y tarambana que les ha caído por vecino. No está James Franco en el reparto, pero sí su hermano Dave Franco, y una cara muy conocida que viene de Friends, Lisa Kudrow.

Los tipos de al lado, jóvenes de college en proceso de madurez invertida, no solo son muchos y muy molestos sino que su casa es la sede de una fraternidad hedonista, la Delta Psi Beta. El presidente, Teddy Sanders (Efron), invita a sus vecinos, que han llegado a quejarse del ruido, a una estruendosa fiesta –que incluye sexo, drogas y locura total hasta el amanecer. Pero la relativa armonía vecinal no prospera, porque las juergas son interminables y todavía hay una criatura de biberón y pañal que cuidar, así es que a los padres, que en el fondo están locos por divertirse, no les queda otra opción que contraatacar.

El carácter bastante frívolo y escaso de neuronas de los personajes y sus parlamentos termina contagiando el filme de pura y risueña tontería que a algunos provocará la risa fácil, cuestión de gustos.

Speak Up!