Cine: 'Go for Sisters'

 

Con la maestría de Sayles.

goforsisters.jpg

Por Pilar Ayuso

Mientras que el cine comercial va mayormente en busca de la espectacularidad y el efectismo visual, la iniciativa fílmica independiente suele poner especial atención al aspecto dramatúrgico y la creatividad en el plano narrativo. El guionista y director John Sayles conserva ese espíritu indie con la calidad dramática de sus argumentos, como los de Lone Star y Passion Fish, que resultaron nominados a dos estatuillas doradas.

Con su última producción, Go for Sisters, Sayles nos trae un emocionante thriller. Filmada en Los Angeles, California, en el Valle de San Fernando, en Calexico y el barrio chino de Mexicali, la película, bilingüe, cuenta con un pequeño presupuesto de $850,000, y un trío de actores que le dan lo mejor al trabajo de Sayles. Encabezando el elenco están Edward James Olmos, también productor del filme, y las actrices afroamericanas LisaGay Hamilton ( True Crime) y Yolonda Ross ( Stranger Inside).

Se trata de una dramática historia familiar, que cuenta la desesperada búsqueda de una madre a su hijo. Bernice (Hamilton) es una oficial de libertad condicional en L.A., cuyo hijo Rodney (McKinley Belcher III) ha desaparecido, y pide ayuda a Fontayne (Ross), su mejor amiga de cuando estaba en high school, y exdrogadicta en recuperación, de quien Bernice está a cargo como oficial. Un tercero, personaje clave, es Freddy Suárez (Olmos), ex detective de la policía de L.A., hombre práctico y experimentado, que las guiará hacia la frontera mexicana en busca del joven perdido. La trama se perfila a través de varias pistas que van trazando la ruta de los viajantes, aunque por momentos sentimos que le faltan trozos al camino. El argumento tal vez es demasiado parco en detalles sobre lo ocurrido al personaje que buscan durante buena parte del filme, pero opta por dejar al imaginativo espectador que sea él quien llene los vacíos.

Lo mejor del filme son los tres excelentes personajes que Sayles sube a un automóvil a mitad de película, convirtiendo esta en un road movie de gran potencia dramática. Como telón de fondo tiene el filme la criminalidad y corrupción que azota la inmigración ilegal en la frontera mexicana, y en primer plano, la amistad verdadera, esa que pasa la prueba de los malos tiempos.

Speak Up!