Cine: 'Por las plumas'

 

Cuatro amigos y un gallo.

por-la.jpg

Por Pilar Ayuso

El tedio y la soledad de Chalo ya quedan reflejados en el plano largo y fijo que introduce el filme. Nada se mueve allá en el cubículo con mortecina luz donde se sienta el guarda de seguridad ante un televisor sin antena, que no puede ver. Sale y da paseítos esporádicos con su linterna en derredor del almacén. Y así transcurren sus jornadas nocturnas. Pero Chalo tiene un fuerte anhelo, por el que lucha hasta conseguirlo: un gallo de pelea.

El costarricense Ernesto “Neto” Villalobos nos trae una original ópera prima que compite por el Premio Knight Competition en el MIFF. Con título Por las plumas, la cinta gira en torno a un personaje típico de pueblo, Chalo (Allan Cascante), para quien nada hay más querido y venerado que su gallo. Y es esta especie de idilio entre hombre y ave lo que teje el hilo dramático del filme, muy alejado en realidad de la violencia que sugiere el tema de las peleas de gallos. El hombre vive por el animalito, al que aprecia por el color y la textura de su plumaje, aunque éste le crea más problemas que beneficios.

Otros tres personajes, simples y bonachones, forman parte de sus días en el cantón pobre de Puriscal: un muchachito (Erlan Vásquez) con el que coincide en el bus, que sigue a Chelo a todas partes; Candy (Sylvia Sossa), la sirvienta de una casa vecina, que vende Avon, y el “elemento” Jason (Marvin Acosta), nuevo compañero de trabajo e hilarante personaje; muy religioso, evoca el mundo de los galleros con el pasaje bíblico de la profecía de Jesucristo sobre su discípulo Pedro: “Antes que el gallo cante dos veces, tú me negarás tres veces”, cuenta en pintoresco monólogo.

Personajes costumbristas –encarnados por actores no profesionales en su mayoría–, diálogos frescos y naturales, divertidas situaciones, le dan al conjunto una sencilla y estimable cualidad. Por las plumas habla de aves desde el título, pero en realidad ahonda en una cualidad muy humana: la amistad.

Viernes 14, 7 p.m., Regal South Beach Cinema, 1100 Lincoln Rd., y sábado 15, 4:15 p.m., Paragon Grove, 3015 Grand Ave.

Speak Up!