Boutique Chic Chick

 

Una boutique con ropa exclusiva, moderna y a precios a “prueba de recesión”.

5_2_13.jpg
Foto: Mariana Rivas.
 

Por Mariana Rivas

Quién dijo que la producción en cadena que amenaza con uniformar a media ciudad está ganando la batalla? Afortunadamente la ciudad de Pembroke Pines ya tiene una boutique que la combate con ropa exclusiva, moderna y a precios a “prueba de recesión”.

“Las mujeres siempre queremos engreírnos con algo lindo que vestir, haya o no recesión”, afirman Pipina y Mauricio, propietarios de esta simpática boutique ubicada en el centro comercial Pembroke Lakes Mall y con otra en Sawgrass Mill Mall.

“La gente paga por el buen gusto”, afirma Pipina, con la autoridad que le dan los más de 12 años de trabajar en el  mundo del comercio y moda, primero en su país de origen, Venezuela, y luego en el sur de la Florida donde ella y su esposo empezaron vendiendo cuanto producto de moda apareciese, hasta consolidarse con el concepto D.Fashion, cadena de tiendas de bisutería fina con locales en centros comerciales como Sunset Place, Dadeland,  Aventura, Merrick Village y Galleria Mall, entre otros.

El concepto Chic Chick nace hace tomando prestado el know-how de su hermano mayor, D.Fashion, pero adaptándolo al perfil del cliente actual.

Cuando la crisis financiera empezó a merodear por los bolsillos de las consumidoras, la pareja decidió adaptarse al mercado y a sus necesidades, creando Chic Chick un nuevo concepto que se especializa en prendas de vestir para mujeres de ‘espíritu joven’ a precios económicos, sin sacrificar estilo, calidad, ni moda.

Chic Chick recibe a sus clientes en un local sin mayores pretensiones estilísticas, pero con suficiente personalidad femenina como para atraer a todas las mujeres que buscan ropa moderna y alternativa.

Cinco maniquíes exhibiendo vestidos largos y cortos flanquean la entrada de la boutique. A la izquierda, dos racks surtidos de blusas, faldas, vestidos, pantalones adornan la pared blanca. A la derecha, la pared color fucsia sirve de marco para la ostentosa colección de bisutería, carteras, lentes de sol, y otros accesorios.

La procesión de racks de prendas de vestir continúa en el centro del local, donde se mezcla con bufandas y carteras; un espectáculo technicolor donde abundan las telas frescas y los estampados en colores fuertes.

La oferta aquí va desde lo sport hasta lo casual elegante y con precios en un rango de $40 por una blusa de gasa hasta $150 por un vestido de cóctel. Pipina afirma que para esta temporada los vestidos largos y en colores fuertes seguirán siendo la sensación, así como las túnicas en telas frescas, las blusitas en tela de gasa y los vestidos ‘convertibles –que se pueden usar de diez maneras diferentes -un solo hombro, con lazo en la cintura, strapless, etc- toda una revolución que ya ha ocupado las páginas de los catálogos de Victoria’s Secret, pero que aquí encontrarás por un precio mucho menor.

Otra clara consigna de la boutique es el servicio al cliente y atención personalizada  “No solo se trata de vender, sino de orientar a nuestras clientes aconsejándolas sobre la ropa que les sienta mejor”.

Además de la atención personalizada y con el objetivo de sortear los vaivenes de nuestra frágil economía, la boutique tiene un programa de promociones muy agresivo, con rebajas hasta el 50% y descuentos semanales.

Chic Chick resulta una buena alternativa para las mujeres que buscan exclusividad y moda a precios “a prueba de recesión”.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.