Brasileiro desata la emoción en Brickell

 

Rodizio, tragos, happy hour y la alegría brasileña llegan a Miami.

Brasileiro en The Four Ambassadors
Brasileiro en The Four Ambassadors
 

Por Sandra Palacios l @sandrapalaciosg

La hospitalidad brasileña es uno de sus atractivos turísticos más importantes, pero para los que no pueden viajar hasta el país suramericano a gozar de su comida, playas y carnavales, Brasileiro en Brickell los recibe con los brazos abiertos para bailar, comer y beber al son de la batucada.

Ubicado en donde estuvo durante varios años el restaurante brasileño Porcão, en las torres de The Four Ambassadors, el nuevo local abrió sus puertas oficialmente hace unas semanas ofreciendo el tradicional rodizio con jugosos cortes de carne de primera, un ambiente acogedor y una privilegiada vista de la bahía de Biscayne. En un enorme espacio de varios comedores, un lounge y varias barras, Brasileiro destaca por todos los frentes para ofrecerle a los visitantes una experiencia completa.

Si el ánimo está para una cena elegante, con buena vista, luz tenue y unas copas de vino, Brasileiro ofrece una atmósfera ideal en un local diseñado para entretener los sentidos, con una decoración de colores vivos que recrean la alegría de Brasil con glamour y modernismo, todo ello cerca del mar.

El menú ofrece el servicio de rodizio ($36 cena, $26 almuerzo) con cortes de carne como la famosa picaña, el filet mignon, la pierna de cordero y otros. La carta incluye también delicias como las croquetas de queso de cabra, el pargo de piel crocante con estofado de lentejas y una tentadora oferta de postres.

Si de lo contrario el ánimo está más encendido y rumba es la intención de la noche, Brasileiro cuenta con todo lo necesario: música de DJ, un espacioso lounge independiente del comedor principal, un menú de tapas para picar y una barra dotada con todos los tragos –incluyendo la infaltable caipiriña mezclada con cachaza, el licor tradicional del país de las garotas.

Ahora resta decidir qué día visitar el resto-lounge, ya que toda la semana tiene especiales irresistibles. De lunes a viernes el happy hour va de 4 a 7 p.m con precios rebajados en sus tragos y menú de tapas. De lunes a miércoles, hay un happy hour adicional, de 10 p.m. hasta la medianoche.

El jueves es Ladies’ Night, con botella de prosecco gratis para grupos de cuatro mujeres.

Y para animar el fin de semana como los brasileños mejor lo saben hacer, la rumba se compone con música de DJ y caipiriñas 2 X 1 los viernes y sábados desde las 4 p.m. hasta el cierre. • 

 

 

Speak Up!