Bomba Estereo

 

Este grupo bogotano está encendiendo el furor musical con su contagiante música mezcla de cumbia.

Bomba Estereo
Li Samuet and Simon Mejia of Bomba Estereo
 

Por Jordan Levin

El grupo bogotano Bomba Estereo está encendiendo el furor musical con su vivaz y contagiante música mezcla de la cumbia colombiana y ritmos electrónicos.

Integrado por la incandescente muchacha colombiana, Li Samuet, quien llega desde el pueblo de Santa Marta ubicado en la costa atlántica, un lugar de ricas tradiciones folclóricas africanas e indias, Bomba Estereo no suena a nada hecho antes en Colombia. En el ultimo año, se han presentado en el extranjero, en shows en el SXSW y apareciendo en la estación de L.A KCRW.

Bomba Estereo nació producto de la creciente escena musical electrónica en Bogotá y ha contribuido a difundir una nueva tendencia musical –mezcla de música folclórica con electrónica. Es similar en forma (si bien no en sonido) a lo que Carlos Vives hizo cuando empezó a mezclar vallenato y música pop en los años 90, y a Sidestepper, otro proyecto que mezcla música dance con ritmos folclóricos.

Conversamos con el líder de la Bomba y el bajista Simón Mejía en la ciudad de México, mientras se preparan para tocar en un espectáculo gratuito en la gran plaza con sus pares musicales, Nortec, el combo norteño-electrónico, en ruta de la aparición de la Bomba en el festival Rhythm Foundation's annual Heineken Transatlantic Festival este viernes.

¿Cómo empezó la Bomba Estereo?

Empezó en 2005. Trabajaba en Bogotá con un amigo quien es DJ, y empezamos a mezclar sonidos folclóricos con música electrónica, pero era más electrónica, más instrumental. Luego de eso, seguí trabajando solo y empecé a hacer mi primer disco en el estudio de mi casa, e invite a algunos cantantes y conocí a Liliana, y desde ahí trabajamos juntos. Bogotá no es el lugar donde precisamente la gente podría encontrar una escena musical electrónica. Ahí hay una fuerte tendencia para los DJ y muchos DJ internacionales van allí, lo cual resulta muy similar a lo que existe alrededor del mundo. Pero ahí también hay –en menor proporción- una escena electrónica más independiente que tiene unos 5 a 8 años de antigüedad, con productores que hacen su propia música, y esa escena está creciendo.

¿De dónde surgió la idea de mezclar cumbia con electrónica?

Solo la música en sí, me dio la idea. Estuve trabajando con un DJ hip-hop quien hacía el mismo tipo de mezcla, pero con tocadiscos. Él fue quien me introdujo en esto. Todo esto proviene de la escena dance. Nuestra música folk es nuestra música dance y la música electrónica es la música dance de Europa y de EUA. Es la misma energía que viene de África, los mismos ritmos.

¿Cómo escriben Samuet y tú las letras de las canciones?

Es un proceso muy orgánico. Yo escribo la música y se la llevo a ella, y ella es quien escribe las letras. Nos comunicamos sin hablar. Ella tiene las letras y el sonido perfectos. Ha sido así desde el principio. Desde la primera canción que hicimos tuvimos esa química. Todo fluye naturalmente. Nos enamoramos, pero musicalmente –nunca hemos sido pareja.

¿Se podría decir que la cumbia se está volviendo un ritmos ‘cool’ para la juventud colombiana?

Sí. Quizá cinco años atrás no hubiera sido así, pero recientemente se ha convertido en una tendencia musical de moda. Cuando empezamos la gente lo tomó como algo extraño. A veces, las personas niegan su propia cultura –puedes encontrar personas en Colombia que se avergüenzan de escuchar música folclórica y bailar cumbia. Pero recientemente, hay tantos grupos usando y practicando estas tradiciones que se está convirtiendo en algo más agradable.

Para nosotros es una forma de juntar todas estas tradiciones folclóricas y ponerlas en un contexto más contemporáneo. Especialmente para los jóvenes que dicen ‘no me gusta la cumbia, es para personas mayores’, pero si la mezclas con hip-hop o electrónica, sí lo aceptan. Para nosotros es una manera de rescatar la tradición que se estaba perdiendo. Esas son nuestras raíces y nuestra música, hay una tradición cultural que es importante y realmente fuerte. Hay tantas influencias externas que llegan a Colombia que las personas muchas veces olvidan sobre sus propias raíces, su propia tradición. La identidad colombiana siempre ha surgido de mirar afuera más que adentro. Algunas personas se avergüenzan de ser colombianos. No se porqué. Muchas personas se asustan porque la imagen de Colombia en el extranjero es tan negativa.

¿Lo que hacen ustedes es similar a lo que Nortec está haciendo con norteño, o lo que Bajofondo Tango Club ha hecho con el tango –músicos en diferentes países latinos que le dan su propio toque a la música electrónica?

Al respecto, estamos planeando hacer un documental sobre eso. Es un fenómeno interesante que está sucediendo en México hasta Argentina, cada uno en su propia manera trata de utilizar las tradiciones y hacer versiones con diferentes estilos. Y no solo es latino, vemos este fenómeno alrededor del mundo con bandas como Balkan Beat Box, quienes han tomado las tradición balcánica y la han mezclado con música electrónica. Así que se puede decir que es un fenómeno mundial de jóvenes músicos que toman la música y raíces tradicionales y las renuevan poniéndolas en un nuevo contexto.

‘Fuego’ ha sido un gran éxito para ustedes. ¿De qué trata la canción? ¿Es solo para divertirse y rumbear?

Tiene algo de eso, pero en el fondo tiene que ver con el espíritu. Nunca puedes desconectarlo. El espíritu siempre debes mantenerlo vivo y tratar de ver la vida con optimismo, renovándote desde dentro.

¿Y sobre La Niña Rica? ¿Algunas partes de la letra son un poco fuertes?

Esa es una de nuestras canciones más políticas. Trata sobre la tendencia de las cirugías plásticas que vienen siendo una práctica muy popular desde hace 10 años. Es algo enfermizo, las mujeres tratan de convertirse en muñecas. También trata sobre la cultura de la mafia de drogas. Pensamos que la belleza natural es la belleza real, y la belleza viene de adentro.

¿Qué sienten con todo la atención que la banda ha obtenido en el último año?

Es un sentimiento bueno porque es muy natural. Empezamos la Bomba Estereo porque teníamos gran pasión por la música. Estábamos experimentando. No sabíamos que la cumbia se iba a poner de moda o todo este movimiento iba a surgir. Cuando toda la atención empezó a crecer, fue como una recompensa por todos los años trabajados. Cuando el éxito viene así, y no es planeado con un productor y una compañía discográfica, es muy gratificante.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.