Cine: Beautiful Creatures

 

Alden Ehrenreich, ahora comienza la fiesta

See video

GABRIEL DE LERMA | gabriel@gabrieldelerma.com

Alden Ehrenreich tiene todas las posibilidades de convertirse en el próximo Robert Pattinson o incluso en el nuevo Daniel Radcliffe. Aunque no es nuevo en la industria del cine, hasta ahora el actor de 23 años no había protagonizado una película que pueda convertirse en la próxima superfranquicia que tanto ansían encontrar los grandes estudios.

Beautiful Creatures, el filme que llega este viernes a las carteleras de todo el país, tiene la magia, el romance juvenil y los personajes fascinantes que han hecho de Twilight y Harry Potter verdaderas máquinas de ganar dinero, y además está basado en una serie de exitosas novelas dirigidas a la audiencia adolescente.

Sin embargo, Ehrenreich se toma todo con mucha cautela y prefiere no soñar demasiado. “La única razón por la que me interesa tener algo del éxito de Pattinson es que uno puede hacer películas a su manera”, admite en entrevista exclusiva. “Si uno quiere participar en una película, eso permite que aparezca el dinero para rodarla, porque hoy en día muchos buenos proyectos no pueden concretarse porque no consiguen financiación. Pero, por ejemplo, con On the Road, que estuvieron tratando de hacerla durante 30 años, cuando Kristen Stewart dijo que iba a participar, el filme pudo concretarse. Eso de verdad me interesa. Obviamente que sería maravilloso para la película que alcanzara algo del éxito que tuvieron las demás, pero por ahora todo está por verse”.

Como suele ocurrir en el mundo del cine, Ehrenreich llegó al proyecto a último minuto, cuando el actor que había sido contratado originalmente tuvo que ser reemplazado. “Aunque de verdad no me afectó mucho porque llegué al set una semana antes de que empezáramos a filmar. Me tuve que apurar para estar listo, y sobre todo para perfeccionar el acento con el que hablo en el filme. Y aunque en los primeros días de rodaje me costó entender qué era lo que estaba haciendo en la película, fui dejando que todo surgiera instintivamente”, explica.

En el filme, Ehrenreich encarna a Ethan Wale, un muchacho que sueña con escapar del aburrido pueblo en el que vive, pero su vida cambia por completo cuando arriba una chica llamada Lena (Alice Englert), de la que se enamora perdidamente, sin imaginar que esta posee poderes sobrenaturales y que le mostrará todo un mundo poblado por seres fantásticos del que jamás hubiese imaginado su existencia.

Si algo une a Beautiful Creatures con Twilight y Harry Potter es la presencia de la magia, un elemento que para Ehreinreich se ha vuelto indispensable en estos días. “Todas estas películas fantásticas son expresiones de los sentimientos que tiene la gente porque a través de estas historias pueden experimentar emociones de una manera mucho más intensa. En el caso de Beautiful Creatures, la magia es una expresión de lo que Lena experimenta en su vida, de sus emociones. Cada vez que ella vive una situación que la exaspera y que la enoja, se desata una tormenta. En este caso en particular, los efectos especiales del filme están muy vinculados con la personalidad del personaje”, informa.

El nativo de Los Ángeles, que tiene también uno de los papeles principales en Stoker, el debut del coreano Chan-wook Park ( Old Boy) en Hollywood, con un elenco que incluye a Nicole Kidman y Mia Wasikowska, tuvo su dosis de notoriedad hace cuatro años cuando fue elegido por Francis Ford Coppola para que protagonizara Tetro, la película que el gran director rodó íntegramente en Argentina.

“Yo tenía 18 años y era mi primera película. No podría haber sido una mejor experiencia porque él trabaja muy de cerca con los actores. Fue un sueño hecho realidad porque además me mudé durante un mes a Buenos Aires. Argentina tiene una historia increíble. Era un país muy rico y de pronto se volvió muy pobre. Ahora las cosas están bien otra vez, pero lo que me impactó es la cultura que tiene allí la juventud. La pasé muy bien y aprendí muchas cosas mientras estaba filmando la película”, recuerda.

Más allá de lo que pase con el filme que estrena esta semana, no hay dudas de que la carrera de Ehrenreich solo puede ir hacia adelante: el actor integra el elenco de Blue Jasmine, el filme que Woody Allen rodó en San Francisco y en el que comparte cartel con Cate Blanchett y Alec Baldwin.

“Hubo una escena en Beautiful Creatures que rodé poco después de enterarme de que Woody me había dado un papel en su película. Si le prestas atención, te darás cuenta cuál es, pues no podía contener mi felicidad”, confiesa.

Speak Up!