Bamboo

 

Bamboo hace de la diversión una experiencia como pocas.

Screen-Shot-2014-01-10-at-10.30.52-AM.jpg

Por Eliana Silva

Uno de los factores que alentaron el desarrollo de la escena arquitectónica en Nueva York, Chicago y el sur de la Florida en la década de los años 1930 fue el aporte del Art Decó. Este movimiento hizo de la fusión de diversos conceptos estéticos un estilo propio.

El Teatro París, obra del arquitecto Henry Hohauser, ubicado en la avenida Washington de Miami Beach, es uno de sus legados. Y no solo se ha reinventado con el tiempo sino que sigue tomando el pulso de la historia local. Esta vez lo hace como la fachada de Bamboo, una de las nuevas alternativas para gozar de las noches de South Beach y no arrepentirse hasta el último minuto.

Con más de 27,000 pies cuadrados y una decoración que fusiona en un mismo espacio el glamour, la elegancia y el erotismo que alguna vez se apropió del lugar, Bamboo enamora en tiempo récord y hace de la diversión una experiencia como pocas.

Nada sobra y todo ha sido pensado con una razón. Destacan dos lámparas colgantes que penden del techo a más de tres metros de altura, decoradas con diminutos cristales de Swarovski. La planta principal –disponible para cualquier ocasión– se organiza siguiendo el orden y la pauta de tres espacios tan amplios como pintorescos. Su objetivo: albergar a casi una multitud de personas sin que nadie se sienta que falta espacio. Hay también un vestíbulo, medio centenar de mesas VIP y salones temáticos, como el Grand Foyer y la Gran Sala. En pocas semanas, otro ambiente será acondicionado en la planta superior del teatro. Lo llamarán El Patio.

“Lo que diferencia a Bamboo de otros clubes de Miami es, entre otras cosas, la atención VIP. Nos enfocamos en el servicio especializado al cliente, brindándole la mejor experiencia”, dijo Theo Pasa. “Queremos que la gente disfrute y no deje de mirar lo que está ocurriendo en distintas partes del lugar. Los shows, la música, la hospitalaria atención son los ingredientes para una noche única e inolvidable”.

En un viaje entre lo extravagante y moderno, Bamboo parece trasladar a sus invitados a puntos muy distantes de Miami, tales como la ciudad rumana de Bucarest. Y es precisamente en esta ciudad del sudeste europeo donde se encuentra Bamboo Group, el grupo empresarial que ha hecho de la noche, la diversión, los tragos y la buena música su mejor carta de presentación en todo el mundo.

“Bamboo Group ha sido reconocido internacionalmente por los expertos del rubro por su excelencia y calidad de servicio. Recientemente obtuvo el galardón otorgado por The World’s Finest Clubs Association, una especie de Oscar a lo mejor del entretenimiento nocturno. También es uno de los favoritos de las celebridades, medios de comunicación y hasta equipos deportivos: Ricky Martin lo eligió para su más reciente video y el Miami Heat celebró su triunfo con una fiesta que quedó para la historia.

Giosue Castellano trajo el concepto de Bamboo Group a escala local sin pensarlo dos veces. Su socio, Theo Pasa, propietario de Bamboo Miami, se encargó de sumar fuerzas a una iniciativa que no hace a un lado la tecnología: desde sus pantallas LED y sonidos con efectos especiales hasta espectáculos interactivos y despliegue de luces láser.

Por la música no hay que preocuparse. Bamboo cuenta con un selecto grupo de DJ con amplia experiencia. Con todos los elementos de un verdadero himno a lo extravagante, es posible dar rienda suelta a la imaginación y sumergirse en las instalaciones de Bamboo. La intención desenfadada del lugar lo amerita.

Speak Up!