Badrutt's Place

 

El glamoroso lounge se suma al candente sector de Brickell.

Badrutt's Place1
Photo: Branding Forces LLC and Viveca Ljung Photography, Inc.
 

Por Sandra Palacios 

Un glamoroso lounge se suma al candente sector de Brickell: Badrutt's Place se enlista en la movida nocturna del hot spot financiero, con un local sexy y contemporáneo, que le aporta a la zona todo el encanto y la hospitalidad europeos.

La dinastía Badrutt, propietaria del lujoso hotel Badrutt's Palace en St. Moritz, Suiza, abierto desde 1896, se ha enamorado de la energía de Miami y ha traído a su restaurante-lounge un pedazo de el exclusivo destino europeo, para que los amigos y vecinos de la zona se tomen unos tragos, disfruten de un selecto menú internacional y gocen de buena música.

El local tiene una capacidad para 350 personas aproximadamente, con un atractivo salón rodeado de blancas cortinas romanas, delicados arreglos de rosas y orquídeas, imponentes chandeliers iluminando el lugar, además de un elegante salón VIP y una gran barra estratégicamente ubicada.

El diseño interior, a cargo de Alison Antrobus, refleja la suntuosidad y la reputación de la familia Badrutt, que mezcla en los ambientes de su palacio-hotel en Suiza, gran estilo y sofisticación. Los muebles, sillas y mesas son hechas a mano por diseñadores italianos y los pisos en madera, importados de Francia, le dan al bar una atmósfera chic.

Uno de los lugares preferidos por los clientes es la terraza, que colinda con la acera de la transitada South Miami Avenue, perfecta para reunirse con los amigos durante el Happy Hour y disfrutar de la buena energía del local, mientras se ve la gente pasar.

Ya sea para disfrutar en la terraza o en las mesas de adentro, el local cuenta con menús de almuerzo y cena, con delicias mediterráneas como el carpaccio de pulpo, el gazpacho andaluz, una variedad de cortes de carne de cordero, res, y pato, pescados y postres; además, ofrece una nutrida carta de vinos y una selección exclusiva de Davidoff Cigars, que se puede disfrutar en su lounge reservado.

Mientras se deleita con buena cocina, un buen puro o un provocativo coctel, la música del DJ local Andres Amadeus, reconocido por sus apariciones en clubes como Mynt y Nikki Beach, prende el ambiente a ritmo dehouse y trance a un volumen moderado, que permite sostener una buena charla sin gritar.

Para gozar del buen clima y de la buena onda que trae el verano, el bar ofrece una buena carta de tragos, shots, vinos, champán, además de una gran variedad de cocteles, entre los que se encuentran su signature Badrutt's Place Cocktail mezclado con vodka, Peach Cordial y jugo fresco de durazno; el Sex on Brickell --su versión original del Sex on the Beach--, con ron, jugos de piña y granada, y brandy de durazno; o el St. Moritzino, preparado con vodka, Cointreau, jugo de limón y un splash de syrup de horchata. Los apuestos y atractivos bar-tenders, provenientes de diferentes partes del mundo, están dispuestos a no dejar a nadie con sed.

Speak Up!