B Bar

 

Joya escondida de South Beach

bb.jpg
Elizabeth Wright y DJ Midas. Foto: Alvaro Santistevan.
 

Por Sandra Palacios

Así como South Beach es la meca de rimbombantes clubes nocturnos, de espacios descomunales y capacidad para cientos de rumberos de alrededor del mundo, también es un lugar para pequeños lugarcitos, bares y lounges en donde lo importante no es el tamaño, sino ofrecer un ambiente único, imposible de conseguir en otro local. B Bar, ubicado dentro del Betsy Hotel, es eso, un pequeño tesoro en medio de la inmensa oferta de clubes de La Playa, con gran atmósfera y todo lo necesario para una noche inolvidable.

Si el plan es tomarse unos buenos cocteles --es decir, buenos de verdad-- no muy caros y realmente bien mezclados, además gozar de música en vivo, ya sea de DJ o de artistas locales invitados, y relajarse en medio de un ambiente chic y elegante a la vez, B Bar es el lugar indicado. De luz tenue y enigmática atmósfera, el bar es para aquellos que deseen tener una conversación con sus amigos sin gritar y a la vez sentir toda la buena energía de South Beach bajo el mismo techo.

Una vez se ingresa al hotel y se bajan las escaleras para llegar a su sótano lleno de sorpresas, B Bar atrapa a sus visitantes con un espacio donde los colores rojo, negro y púrpura crean una escenografía única, que incluye un techo de vinilo negro, lámparas de cristal estilo parisino, espejos en todas las paredes y pequeños detalles que evocan la elegancia de los clubes de la década de los años 50.

``B Bar fue diseñado y confeccionado pensando en el estilo de la Francia de mediados del siglo pasado, que descansa delicadamente en los huesos de los verdaderos clubes nocturnos'' asegura Callin Fortis, de Bog Time Design Studios, encargados de darle vida al local.

Además de un espacio ecléctico en donde sentirse cómodo y acogido es lo más importante, B Bar le da gran importancia a su lista de cocteles, que dejan con la boca abierta al que de verdad sabe de exóticas mezclas y disfruta de una rica fusión de sabores e ingredientes. Algunas de las opciones son el Josephine, con Belvedere citrus, miel, Benedictine, jugo de limón, amargo de angostura y vermouth; el Black Pearl, mezcla de bourbon, semillas de cardamomo, St. Germain, Crème de Violette, puré de moras, jugo de limón, simple syrup y amargo de angostura; o el explosivo Big Spender, con ginebra, moras, puré de moras, jugo de limón, simple syrup de jengibre y hojas de albahaca.

Para ocasiones especiales, o simplemente una noche que amerita el trasnochado, B Bar ofrece una de sus fechas más concurridas, los viernes con su fiesta Vibe Night, que arranca a las 10 p.m. y no tiene deadline, con la música del DJ Troy Kurtz y Overthrow como anfitrión. La administración ofrece, además, para quienes una infinita lista de cocteles no es suficiente y prefieren de una vez la botella, los especiales de una reconocida marca de vodka, a $150, hasta la medianoche. Además, el brindis para los cumpleañeros corre por cuenta de la casa.

El local también es famoso por sus Industry Nights, todos los lunes, en las que trabajadores de la industria del entretenimiento, la hospitalidad y la vida nocturna se reúnen para hablar del mercado, intercambiar nuevas ideas y, además, recibir precios especiales en sus bebidas.

Speak Up!