Arte salvadoreño contemporáneo en Miami

 

La exposición Vanishing Points and Convergences: Salvadorean Artists in Perspective está abierta al público en el Biscayne Art House.

Danny Zavaleta frente a sus obras. Biscayne Art House / FOTOS CORTESÍA
Danny Zavaleta frente a sus obras. Biscayne Art House / FOTOS CORTESÍA
 

Por Janet Batet l jbatet@hotmail.com

Cuando en 1992, en medio de las vítores y confrontaciones con motivo de la celebración del quinto centenario del descubrimiento de América, la Biblioteca Luis Ángel Arango, de Bogotá, presentó la icónica muestra Ante América, que después viajó por varios países, Virginia Pérez-Ratton incansable promotora, gestora y pensadora del arte centroamericano hizo la pregunta obligada: “¿Y por qué no está Centroamérica?” La respuesta del curador Gerardo Mosquera que no exime la lamentable ausencia fue: “Porque no se conoce el arte centroamericano”.

Mucho ha cambiado desde entonces la “visibilidad” del quehacer artístico contemporáneo del istmo centroamericano gracias a un esfuerzo mancomunado –estatal y privado– de la región por superar diferencias intestinas y fomentar de modo sistémico la efervescente creación que se registra en el área.

En el arte contemporáneo centroamericano, caracterizado por una concienzuda revisión crítica y de compromiso social, predominan las sólidas propuestas conceptuales que analizan y testimonian la realidad centroamericana. Esta generación, muchas veces identificada como Generación de la Postguerra, se vale generalmente de la fotografía, el video, las instalaciones y el performance como medios idóneos para vehicular sus inquietudes artísticas y sociales.

La exposición Vanishing Points and Convergences: Salvadorean Artists in Perspective, curada por Aluna Curatorial Collective (integrado por el dueto de Adriana Herrera y Willy Castellanos) y abierta ahora al público en el Biscayne Art House, nos propone un acercamiento a la obra de tres artistas salvadoreños contemporáneos: Luis Cornejo, Ronald Morán y Danny Zavaleta.

La obra de Luis Cornejo (San Salvador, 1979), formado en la Escuela de Bellas Artes de Dresde, Alemania, y la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de El Salvador (UES), se caracteriza por universos híbridos donde los límites entre realidad e irrealidad devienen escurridizos. Sus instalaciones pictóricas parten de fotografías publicitarias tomadas de revistas impresas o internet que se amalgaman en un promiscuo pastiche donde coexisten personajes provenientes de dibujos animados, historietas y videojuegos.

Hay un leitmotiv que se impone a través de toda la obra de Cornejo, y es el uso y abuso de la sensualidad femenina que deviene belleza subversiva en su propuesta. De impecable realización, estas divas de pasarela, ataviadas con orejas de Bugs Bunny, trajes de Blanca Nieves, gorros de Pikachú o cargando a Bullet Bill, crean un contrapunto grotesco entre realidad e irrealidad, enfatizado por la inclusión de recursos del pop y de la historieta.

Ronald Morán (Chalchuapa, 1972) es otra prominente figura del arte salvadoreño contemporáneo y conocido en la escena local desde el 2004, cuando The Margulies Collection adquirió su instalación Hogar, dulce hogar.

Vanishing Points… incluye varias de sus icónicas fotografías de la serie Violencia doméstica basadas en instalaciones en las que el artista cubre todo con una especie de velo blanco, eco a un tiempo de imprecisión de la memoria, la pureza y el silenciamiento de la violencia cotidiana en el ámbito de la niñez y lo doméstico.

www.elnuevoherald.com 

 

Speak Up!