Andrea Bocelli trae una serenata romántica al Sur de la Florida

 

El Día de San Valentín Andrea Bocelli devuelve el amor a su público con un concierto en el que será acompañado por la muy popular y querida cantante cubana Gloria Estefan.

andreabocelli

Por Olga Connor

En 1995 ganó el premio en el Festival de Sanremo por la canción Con te partirò, en español Por ti volaré. Y desde entonces no han cesado sus triunfos. Le ha llegado al corazón a millones de personas, y es amado por todo el mundo. El Día de San Valentín devuelve ese amor a su público con un concierto en el que será acompañado por la muy popular y querida cantante cubana Gloria Estefan, en el escenario del BB& T Center en Sunrise.

¿Qué nos trae para este concierto del Día de San Valentín? Se dice que interpretará los números de Love in Portofino.
He pasado toda mi vida evocando y honrando, a través del canto, la fuerza y la belleza de ese ingrediente esencial, el amor. Y espero que mi música le llegue al corazón de todos los que me escuchan, darles un momento de felicidad reviviendo las emociones de este día tan especial.

Con te partirò, de Francesco Sartori y Lucio Quarantotto, es hoy lo que era Va Pensiero, de Verdi, en el siglo XIX en Italia. Todos quieren cantarlo. ¿Cómo ocurrió su relación con esta canción tan popular?
Quizás tal comparación es generosa, pero un poco precipitada. Es difícil explicar en detalle la alquimia de una canción exitosa, en este caso hay un texto muy evocativo y encantador y una música dulce y memorable, con un ritmo que impulsa hacia un fuerte gozo. Aunque al principio nadie se daba cuenta de su potencial. Aun recuerdo con afecto y emoción cuando primero la canté. Fue en el Festival Sanremo, en 1995, justo en el momento en que nació mi hijo mayor.

¿Se dedicó más a las baladas por ese éxito inicial?
Crecí estudiando el repertorio operístico esencialmente. Cuando tenía 18 años tocaba en piano bars y me acerqué –al principio un poco forzado– al repertorio popular, descubriendo un mundo que para mí estaba lleno de joyas. Cuando alcancé el éxito internacional ya tenía más de 35 años y había cantado y, en algunos casos había compuesto yo mismo, muchísimas canciones. Pero a la vez había continuado estudiando y cantando piezas de ópera. Mi discografía clásica de los años 1990, mis estrenos en el escenario operístico, muestran cómo mi carrera se movía paralelamente en ambos senderos al mismo tiempo.

Ha confesado que de niño la gente le pedía que cantara en la escuela, en las fiestas y en la iglesia por lo que pensó que ese sería su destino. ¿Qué quiso ser: cantante de ópera o de baladas?
No escondo mi preferencia por la ópera, pero no niego lo popular. La música ligera nace del instinto, de ese talento gitano que tienen los artistas. En cada repertorio hay música mala y buena, de cualquier manera, tanto en la popular como en la de ópera. Y es fácil distinguirla. La buena música te ayuda a crecer espiritualmente, te hace sentir mejor.

Ha cantado en duetos desde los comienzos, como el exitoso que hizo con Sarah Brightman, en inglés ( Time to Say Goodbye), en 1996, que llegó al tope de las listas en Europa. Y luego con otras sopranos, como las dos cubanas Eglise Gutiérrez y María Aleida. ¿Cómo explica esta preferencia?
Ha mencionado a tres cantantes que realmente aprecio. Pero son muchos con los que he cantado, y en cada ocasión, al mezclar el sonido de dos voces y entretejer sus vibraciones, es como hacer una apuesta, es una experiencia emocionante y gratificante. La música de ópera me ha revelado desde que era un niño, que cuando se canta a dúo, los compositores pueden trasmitir emociones poderosas, dando impulso a la historia y al mismo tiempo destacando fuertes y cambiantes sentimientos.

Usted tiene dos hijos, Amos, de 19 años, y Matteo, de 16, de su primera esposa, Enrica, y una niña, Virginia, nacida en el 2012, de su novia y mánager, Verónica Berti. ¿Qué tiempo tiene para la familia y los amigos?
Creo firmemente en los valores familiares. Mis hijos son mi prioridad, vienen antes que ningún otro afecto o compromiso, son mi primer propósito en la vida. Y la amistad es una parte esencial de mi vida. Un amigo es para mí el que entiende sin pretensiones mi manera de ser.

¿Qué le inspiró a mudarse a Miami en octubre del 2013? Italia es tan bella.
Italia no es solo bella, sino la tierra donde nací y me crié [en Lajatico, La Toscana, 1958]. Es el sitio que amo más que ningún otro, y estoy orgulloso de ser italiano. Pienso que tuve suerte al nacer y criarme en el país donde nació la ópera. Pero estoy muy contento de tener un lugar en Miami, porque Estados Unidos es mi segundo hogar, y porque esta es una tierra especial, generosa, alegre y bañada por el sol y el mar. Además, la Florida siempre ha sido el punto de encuentro de diferentes culturas.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.