Alfaro's

 

Una mezcla de música en vivo, ambiente caribeño y comida internacional.

Alfaro's
El público baila con las estrellas. Foto: Alex de Mateo Acosta/El Nuevo Herald
 

Por Arturo Arias Polo

Es uno de los los locales más nuevos de la calle Ocho, pero su mezcla de música en vivo, ambiente caribeño y comida internacional promete un despegue rápido. No hay forma de perderse para llegar hasta Alfaro's. El mosaico de colores de la entrada, obra del binomio de ceramistas Currás, el lujoso chandelier y la música del conjunto invitado, son las mejores guías que lo conducen a esta nueva atracción de la Pequeña Habana. Con frecuencia, la clientela del almuerzo pasa directamente desde la tienda de al lado.

Una boutique del mismo nombre, propiedad de Rodolfo y Nazario, los dueños del restaurante, de donde usted se puede llevar una guayabera a la medida, confeccionada ante sus propios ojos. Y si decide quedarse al happy hour, sabe que allí lo espera el pianista Frank Díaz. La noche del viernes estaba premiada con la presencia del violinista Gerardo Aguillón y el trompetista Víctor Castillo. Una dupla de virtuosos con un amplio repertorio donde cohabitan los danzones, los boleros y hasta un bossa nova. Entre otros músicos también se encontraba Alex Sol, programado para los jueves.

''Hace tiempo que conocíamos a los dueños, y en cuanto nos enteramos de que abrieron el restaurante, no hay noche en que no pasemos por aquí'', dice Nancy, que vino acompañada por Juan Alberto, Jesús y José Orlando. Tres amigos que al igual que los camareros y Willy, ex modelo convertido en encargado de dar la bienvenida a los visitantes, ostentan finísimas guayaberas. El grupo hace un brindis y luego pide ceviche, garbanzo frito y boquerones. La cosa se pone buena cuando Víctor entona Capullito de alhelí, la pieza que anima a los bailadores hasta la llegada de Grace, una habitué oriunda de España que hace su entrada triunfal en medio del aplauso de sus amigos. La mujer vino preparada con un par de castañuelas y su acompañamiento grabado.

No es profesional, pero su dominio del público hace pensar que se trata de una cantaora en su plenitud. ''No estoy bien de voz'', se excusa, pero a la gente no le importa. Le piden ''¡Otra!'' y ella los complace con una descarga de pasodobles. ''Canto por mi marido'', dice al terminar. ``Recuerda que el amor es ciego y sordo''. Entre tanto, Rodolfo y Nazario supervisan los detalles para que nada falte. Aunque todavía les queda mucho por aprender en el mundo de la gastronomía, saben que saldrán airosos en esta nueva empresa, tal como viene ocurriendo desde hace 10 años con su negocio de guayaberas. Por suerte, cuentan con la ayuda de la hostess Aída García y Javier Pomponio, el chef argentino que los sorprende cada noche con una variedad diferente de pastas italianas o embutidos al jerez.

El área VIP, con capacidad para 25 comensales, está destinada a celebraciones privadas durante el día, pero esta noche José y Neymara pidieron estar allí para celebrar su segunda salida solos. ''Vinimos por recomendación de una amiga'', dicen, ``lo que más nos gusta de aquí es el ambiente''. A esa hora, el salsero Eduardo Zirio está en la acera esperando su turno para salir a escena. No puede ocultar sus nervios. Como llegó de Cuba hace unos meses --donde cantaba con La Charanga Latina--, aún desconoce los resortes que mueven al bailador de Miami. Su atuendo es reprobado por Pepe Pérez, el ambientador de Sábado gigante, que en un santiamén le crea un nuevo look con una guayabera roja y sombrero Panamá. El consejo es correcto, y el hombre es otro cuando sube a cantar.

El público baila con Un montón de estrellas y lo sigue en los coros de Soy guajiro. La aceptación es unánime. ''La música siempre es buena'', dice Diana, la ''jefa'' de una mesa de parejas de varias nacionalidades, ``Mira cómo Jim la disfruta. Cualquiera pensaría que no es americano''. En sólo tres semanas, Alfaro's ha logrado capturar una clientela fija gracias a sus artistas invitados, la elegancia del entorno, conformado por paredes terracotas con reproducciones de cuadros famosos, la fina cristalería en las mesas y en el bar, y la variedad de sus platos. No hay duda de que cuando se corra la voz, este sitio se convertirá en el paradero obligado de los noctámbulos de la ciudad.

Speak Up!

ThemeKey Debug Messages
Current theme: miamiv5
No match: "system:host = m.miami.com >>> miamibootstrap"
Using default theme.
These are the current values of all available ThemeKey Properties. By clicking the value you can start creating a corresponding Theme Switching Rule.