'Planes' un avión con fobia a las alturas

 

En la nueva película de Pixar el héroe debe vencer sus miedos.

Planes.png

Por Pilar Ayuso l pilayuso@yahoo.com

Después de Cars, de Pixar, llega Planes, un spin-off en 3D de DisneyToon Studios, con Klay Hall en la dirección y John Lasseter como productor ejecutivo. De cerca le viene el tema al director de Tinker Bell and the Lost Treasure, con un background en la aviación –abuelo y padre, a quien homenajea Hall poniendo su nombre a uno de los personajes, fueron pilotos. Y aquí se juntan sus cualidades de animador con un contenido que le apasiona.

La historia de Planes, primera de un trilogía cuya secuela se anuncia para 2014 ( Fire & Rescue), es muy atractiva: Dusty (Dane Cook), la avioneta de fumigación (con un diseño inspirado en los aviones Air Tractor 502, Cessna y Air Dromader), se ha propuesto participar en una competencia de vuelo. Sin haber sido construido para alcanzar esas alturas, Dusty deberá aprender a elevarse, pero tiene un buen maestro, el aviador naval Skipper, quien le dice que “la clave no es lo rápido que vuelas, sino cómo vuelas rápido”.

Pero Dusty tiene un gran problema, le dan miedo las alturas. Y este es el punto genial del argumento, aunque, lamentablemente, en términos dramáticos no le saca al tema fóbico suficiente partido. La trama se concentra en la competencia de carreras aéreas Wings Around The Globe y las atractivas imágenes de los lugares –el Medio Oeste, Nueva York, Londres, Alemania, India– por donde van pasando los aviones, que resaltan las características típicas de cada región, sus culturas y colorido.

Muy acertados son los simpáticos parlamentos y la creativa caracterización de los personajes. Entre otros, Chug (Brad Garrett) es el camión de combustible y amigo inseparable de Dusty; Skipper Riley es el duro y reticente mentor, veterano de la marina –un avión de combate como los viejos F4U Corsair– a quien Dusty logra convencer con su pasión por el vuelo; el Chupacabra (Carlos Alazraqui), el gracioso y carismático del filme, y el villano de la película, el poderoso y lijoso Ripslinger (Roger Craig Smith), campeón del circuito.

Y el héroe de esta historia, Dusty, soñador por naturaleza, es el tipo del pueblo pequeño que ha nacido para volar bajito y fumigar siempre los mismos campos, pero un día tiene la oportunidad de salir del terruño y elevar el vuelo. Dusty deberá luchar contra el temor que impide su crecimiento personal y demostrar que puede ir más allá de sus límites.

www.elnuevoherald.com

Speak Up!